IniciocalmaCómo funcionan las emociones

Comentarios

Cómo funcionan las emociones — 2 comentarios

  1. Acabo de hacer la meditación y siento unas ganas de darte las GRACIAS inmensas. Ha sido una meditación en la que he sentido cosas que no había sentido antes.
    Decirte, que he llegado a casa un poco herido porque un ser querido ha manejado mis emociones, y yo me he dejado llevar con su comportamiento. He sentido tristeza. Los pensamientos los producía de tristeza, de abandono, de decepción conmigo mismo por haberme dejado atrapar por el comportamiento de la otra persona. Por haber puesto mis expectativas en la reacción a mis noticias, cuando en realidad, la otra persona no tenía la más mínima intención de escucharme, solo quería hacerme sus reproches y desahogarse. Me he sentido triste porque me he visto reflejado en la otra persona. Al llegar a casa, María se iba a pasar la noche con su madre y, me he acordado de tu estupendo post sobre las olas y los pensamientos.
    En la meditación he sentido unas sensaciones que nunca antes las había experimentado. En los primeros momentos los pensamientos no cesaban, me quedaba enganchado en varios, aunque no era una lucha contra ellos sí que me sentía arrastrado por ellos. Al ir relajando mi mandíbula, cabeza, cuello, me iba sintiendo mejor, pero lo sorprendente ha sido cuando he dejado relajarse la mente, en un instante he sentido como si se me hubiese encendido una luz blanca que proyectaba mi frente y salían mis pensamientos con ella, produciéndome una gran paz, un alivio que no encuentro palabras para describir. La relajación ha llegado hasta el momento en que no he tenido conciencia de escuchar lo que me decías y no tener sensación de tener cuerpo, como cuando soñamos. Tampoco he tenido la sensación de haberme dormido, sino de una paz interior que se me ha reflejado en todo mi cuerpo sin sentirlo.
    Ahora siento como si me hubiera descargado de algo en mi cuerpo, me siento muy liviano.La soledad que ahora disfruto la siento desde dentro.

    Gracias por ayudarme a conectar con mi interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *