El enfoque del Niño/la Niña Interior en Crecimiento Personal y psicoterapia es uno de los más compasivos y respetuosos que conozco. Su origen está en las geniales observaciones e ideas que Eric Berne plasmó en su innovadora teoría de los años 50 del siglo XX : Análisis Estructural y Transaccional.
Berne nos cuenta que todas las personas nos comportamos, en determinados momentos, como si todavía fuéramos niños. En esas circunstancias, funcionalmente hablando, “somos como niños”.
Todos podemos encontrar ejemplos de ello en nuestro día a día. Cuando estamos molestos por algo y no sabemos librarnos de ese malestar, descargamos en quien tengamos al lado, la pareja, algún hermano o amiga, hasta que esa otra persona se cabrea y nosotros podemos soltar por fin la tensión. Ese es el famoso mecanismo de “la patata caliente”, la patata quema en mis manos hasta que se la paso al de al lado y, ufff, respiro aliviado.
Otro ejemplo habitual es echarle, sin darnos cuenta de que lo hacemos, la culpa a algo o a alguien de algo desagradable que nos ocurre. Se nos cae el vaso: me lo pusieron demasiado al borde. Choqué mi coche con el bolardo: quién lo puso ahí. Es nuestro Niño Interno, nuestra Niña, incapaz de manejar la frustración que le produce el error.

En casos extremos, el comportarnos como niños puede llevarnos a situaciones muy graves. El terriblemente actual asunto de los malos tratos, de la violencia de género, en realidad es la impotencia del varón inmaduro en el manejo de sus necesidades afectivas lo que le hace descargar su ira sobre la falsa madre que representa para él su pareja. O, como contrapartida, en las mujeres, el sentirse culpables por no poder satisfacer las exigencias infantiles de la pareja, tan solo expresa la impotencia de una Niña intentado cumplir con su falsa responsabilidad de madre hacia su compañero.
Otros ejemplos menos tremendos son las pequeñas torpezas en lugares y momentos inadecuados por los cuales nos regañan u obtenemos algún castigo, muchos casos de depresión del ánimo o de desvalorización: yo nunca podré hacer eso, yo no valgo, etc.

Por supuesto, no todas las expresiones de nuestra Niña, nuestro Niño Interior son contraproducentes, del Niño viene la creatividad, la confianza, el disfrute, la curiosidad, el interés, la fascinación, el afán de descubrimiento, etc, etc, etc.

« El adulto creativo es el niño que sobrevivió »

                                                       Ursula K. LeGuin

En este taller aprendemos a relacionarnos con esa parte de nosotros que tanto nos necesita para completar un desarrollo sano y natural. Aprendemos a reconocer, conectar, comunicar y atender las necesidades del Niño, la Niña, Interior, para terminar celebrando con ella, con él.

Re-conocer a nuestra Niña, nuestro Niño Interior. Aprendemos a darnos cuenta de cuándo estamos pensando y actuando desde el Niño y no desde el Adulto. La mayor parte de la gente, cuando “está en el Niño” no es consciente de ello, les han hecho creer (o se dicen a sí mismos) que eso es porque son torpes o tontos o, en el extremo contrario, arrogantes o sobreprotectores. Cuando en realidad no es más que el Niño intentando conseguir de forma inadecuada algo que le falta. Normalmente amor y/o valoración incondicionales.

Conectar con nuestra Niña, nuestro Niño. Si “tener” un Niño dentro era algo impensable para nosotros, llegar hasta él… figúrate. En este taller aprendemos a “viajar” dentro de nosotras mismas hasta encontrar esa parte que quedó a un lado del camino de nuestra vida creyendo que nunca nadie se iba a interesar por él o por ella.

Ilustracion NI webComunicar con ellos. La única forma de comunicar con los Niños es con Respeto Incondicional, es el primer paso para aprender a amarnos sin condiciones a nosotros, nosotras mismas.

Cuidar al Niño Interior, cuidar a la Niña. Si ese Niño se quedó ahí perdido o confundido fue por una razón muy sencilla: sus necesidades básicas no fueron atendidas. Así que la solución es también sencilla: satisfacerlas una vez que nos ha dicho cuáles son.

Y celebrar. Al final del día tomaremos los dones que nos han regalado nuestros Niños y Niñas y jugaremos todas, todos juntos para celebrar un día de descubrimiento, crecimiento y sanación.

¡Estás invitado! ¡Estás invitada!

Un abrazo acogedor para tu Niño, tu Niña.

 

Aquí puedes encontrar el vídeo de una charla sobre este enfoque terapéutico.

Logo icono 72
Próximo taller Niño Interior:

Taller de un fin de semana, 14 horas (viernes 20 de 18 a 20h., sábado de 10 a 14h y 16 a 20h. y domingo de 10 a 14h.) en el Centro Awankay – Sierra de las Villas / Cazorla – Jaén – España.

awankay.com

Precio: 150€/persona (con alojamiento y comida). Reserva de plaza 50€.

Fecha: del viernes 20 al domingo 22 de octubre 2017. Reservas antes del 10 de octubre.

Material: Ropa cómoda, toallas, sábanas o saco de dormir, linterna.

El Centro Awankay está situado en uno de los parques naturales más hermosos del sur español.
El ambiente es siempre acogedor y la buena convivencia es un factor importante de los talleres.
El entorno favorece la exploración interior en paz y el disfrute de la naturaleza.

Logo icono 72
Últimos talleres:
cartel NI 25 abril 2015 A4 vert webSanar con el Niño/la Niña Interior
Sábado 25 de abril de 2015
Centro Awankay – Sierra de Cazorla y las Villas

Preciosa experiencia en plena naturaleza. Aquí dejo algunas fotos que tomaron l@s participantes, gracias a Cristóbal y a Victoria por cederlas. Estamos en la yurta, un lugar muy especial donde realizamos un ejercicio de apoyo incondicional a nuestr@s niñ@s. La otra imagen es del pantano de Aguascebas, próximo al Centro Awankay.

Logo icono 72

Comentarios

Taller Sanar con el Niño Interior — 4 comentarios

  1. Buenos días,
    Quisiera saber próximo taller del niño interior,
    Somos de Madrid aunque podríamos desplazarnos según metodología y fechas.
    Agradeciendo de entemanonsu respuesta.
    Un saludo
    Manuel Salinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *